No te entretengas en tonterías.. que las hay.




Se van a cumplir dos meses desde que llegué a Barcelona...




Dos meses más sin fumar,
un mes de clases de flamenco y salsa, rara mezcla por lo contenido de uno y lo rotundamente sensual del otro.
Una luminosidad especial en las arquitecturas que contemplo en mis paseos, cada vez más largos y organizados.
Las gaviotas que me despiertan con su graznido asomándose desde el otro lado de la ventana de mi ático.
Una amiga ilustradora a la que también le encanta vestir de rojo.
Montjuic y su antiguo Jardin Botánico a 15 minutos de mi casa dónde sólo escuchas abutardas y gorriatos.
Una terraza a la que aún no hemos prestado la atención que requiere Eva y yo.
Un horno del que saco muy a menudo magdalenas de limón y empanadas de hojaldre, especilidad de mi casa.
Una barra de labios recién comprada en mi barrio.
Unos kilos de menos y más vestidos verdes ajustados.
Un Carnaval de Cádiz más, una final más divertida aún.
Un taller a 5 minutos con espacio suficiente para no volver a protestar por carecer de ello.
Un madrugar que no veas y un no parar de masajear el cerebro con peliculas y cómics de la Biblioteca de al lado de mi casa.
Unos amigos que tengo y otros que vendran...
Unas fotos en blanco y negro pegadas en mi pared...
Un padre que me ayuda en todo lo que puede y más, y unos hermanos cada vez más felices.
Dos meses sin tele hasta hoy que la encendí por pura curiosidad primitiva y pude ver el anuncio de una bebida gaseosa poco conocida.

Coge un clinex o la manga del jersey o chaleco como dicen en el Sur.
Mira aquí.


Mi amiga de rojo me decía un día que a veces existe la sensación de que todo encaja, bien pues esta es la sensación que tengo...

9 comentarios:

free[k]hand dijo...

Quisiera escribir algo pero no sé qué. Que me ha gustado el post, pero no sólo. Hablamos dentro de poco, chau.

Laura Lucas dijo...

me encanta! irradia un estado de ánimo sereno y feliz, parece que estás aprovechando a tope!!! me alegro! por cierto, yo también me estoy quitando de la tele, del tabaco todavía no!
a ver si hablamos! besos

Álvaro Santamaría Vicente (Santa) dijo...

Después de tanto tiempo sin verte por el mundo del blog leer una entrada como ésta tranquiliza, aunque la verdad, nada que no supiera!
Disfruta la fruta (como en aquel otro anuncio de hace tiempo...) y de tu vida en Barcelona!

Seguimos en contacto, un besote!

bel lepikson dijo...

Menos mal no he sido la única llorona! me resultaba un poco raro que un anuncio de coca-Cola me hiciera llorar. Ayer también escrevi sobre eso en mi blog.
La Noe me pasó tu link, me ha encantado tu blog, te visitaré más veces!

rayen amaru muñoz dijo...

Lindo blog, lindo mundo de colores, linda Anah.
Bienvenida a Barcelona!

Rayén.

María dijo...

He llegado a tu blog saltando por varios. De Antón Hurtado a Miguel Herranz, luego tú. No os conozco a ninguno. Me gusta, Anah!!! Me alegro de que todo te esté encajando. Yo también me ví en un mar de lágrimas el día que ví el anuncio. Y pensé que si todo se desencaja, hay unas verdades claras y sencillas, unas claves básicas para seguir adelante. Me gusta el rojo y "masajear" la cabeza encontrando lugares como éste.

Anónimo dijo...

me encantas tu,tu vida y tu mundo,alguna vez me lo podras enseñar todo atraves de tus ojos y tus palabras.te quiero.

maikel dijo...

el anonimo soy yo,maikel,es que el ordenador me putea a veces.

maikel dijo...

a,todo esta muy bien pero lo de el gorriato me ha encantado.